Se ha producido un error en este gadget.

martes, 5 de noviembre de 2013

0% de Interés: una obra comprometida


Cartel de la Exposición
Título: 0% de Interés ( y sí va con segundas)
Fotografía con retoque digital 40x40 cm
Ésta fue una obra que realicé en el año 2010. Por entonces, aún no pensábamos que esta fotografía podría hacerse realidad en cualquiera de nosotros. Es curioso que la saque hoy, pero muchos entenderán esta fecha como especial, sobre todo mi querido amigo Vicente. Es una obra que poco tiene que ver con lo que suelo hacer, pero que nació desde lo más adentro de mi repulsión por la vanalidad en la cual han querido academizar el arte, aquellos que demonizaban a los que abogábamos por otros tipos de expresión, que no fuera lo que se hubiera impuesto en el momento por puro esnobismo.

La exposición se llamaba "Homo-Domo" y su temática  rondaba y nos hablaba sobre los elementos de un hogar... Me pareció tan anodino el tema, debido a que según las ideas iniciales había que tomar fotografías en base a los elementos de una casa (un cepillo de dientes, una estantería, un recibidor, cualquiera suerte de elemento hogareño) que me daban ganas de no participar en la exposición,pero era a efectos prácticos algo obligado, si querías sacar la asignatura adelante, por lo que no había elección posible o eso era lo que un principio pensé.

Así que se me ocurrió rondando al propio tema que se nos proponía, lo que para cada uno, significaba una casa, un hogar si se prefiere, y de ahí surgió esta imagen, que gustó poco a pesar de ser la realidad de muchos, y lo que ha acabado siendo el día a día para algunos.

Que para muchos ésto es su casa, por unas horas, unos cartones como cama, bajo un techo que irónicamente es pertenencia de los mismos que en muchas ocasiones han sido los principales culpables de que alguién duerma en un cartón. Es de un cinismo terrible, pero es una verdad como un templo.

Cuando presenté mi obra, fui rechazada, fue colgada detrás de un pilón sin ninguna visibilidad... de forma totalmente intencionada, pero quien fue a verlo, se quedó delante observando una realidad que no pudieron tapar con ningún ladrillo, ni siquera el de sus propias mentes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario