Se ha producido un error en este gadget.

martes, 4 de noviembre de 2014

Entre naranjos

Saludos a los seguidores del blog!

Esperando que hayáis tenido un Halloween terrorífico, comenzamos la entrada de este mes de Noviembre, con un tema clásico que fué un regalo de cumpleaños, para una persona muy querida por mi, y también un mecenas indiscutible de servidora.

A veces, las cosas más naturales y sencillas son las que pueden dar en el blanco, siempre y cuando uno esté dispuesto y con los ojos bien alerta.

Fue todo un trabajo de investigación, puesto que desconocía cuantas variedades de naranjos hay, y los usos que se le pueden dar en la mesa. La decisión en particular de las variedades que ilustré, en estas tres acuarelas no fueron escogidas al azar, sino que, gracias a un informante de cuyo nombre no quiero acordarme :P pude saber que eran las variedades que estaban plantadas en el huerto del que sería el futuro dueño del tríptico.

Una de ellas, de hecho, fue un poco, una pequeña licencia de artista, ya que, cuando era pequeña, una de mis variedades preferidas por su diferencia de color y sabor era la sanguina, y recuerdo con cariño días de frío en que mi padre solía prepararme un plato, con naranja sanguina cortada a rodajas finas, con un poco de miel por encima.
Espero os abra el apetito, ahora que es época :D





No hay comentarios:

Publicar un comentario